Quien mal anda, mal acaba

Significado del refrán quien mal anda, mal acaba.

Malos pasos
Malos pasos

Este es un refrán que nos hace pensar un poco acerca de la vida, y además nos pone a reflexionar acerca del rumbo que le queremos dar a las nuestras, pues tal como lo dice quien mal anda, mal acaba.

Suele aplicarse sobre todo para aquellas personas que viven desordenadamente, pero no me refiero a un ambiente desordenado, sino a su vida en general, es decir, aquellas que están rodeadas de malas amistades, que no tienen buenas costumbres y que no son buena influencia para alguien más.

Es un refrán que a decir verdad y de una forma muy realista podría aplicarse prácticamente en la vida diaria, pues el claro ejemplo lo tenemos de lunes a viernes en las noticias, seguramente muchos de nosotros nos topamos al menos una vez al día con noticias amarillistas pero ciertas, como que ya encarcelaron a alguien, asesinaron al otro, lincharon al secuestrador, etc.

Y no es nada más y nada menos que el claro ejemplo de lo que hoy hablamos, pues quien anda en malos pasos, así es como termina, mal, encarcelado, asesinado, prófugo de la justicia, prácticamente viviendo una vida nada tranquila y nada bonita.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *